Desafíos internacionales en Breganzona

El sábado 11 de marzo se celebraron los dos encuentros de nivel internacional entre Italia y Suiza, la primera vio enfrentarse a las selecciones nacionales femeninas, mientras que seguidamente se midieron las representaciones de la policía.

A las 16.00 horas el pitido inicial de los árbitros Ferrari y Fortunati dio inicio al tan esperado amistoso entre la selección femenina italiana, entrenada por el CT Davide del Giudice, y la selección rojiblanca de fútbol playa, que quiso ponerse a prueba en la disciplina del Futsal.
Desde el inicio, el partido resultó muy equilibrada, de hecho las azules mostraron una gran capacidad de posesión del balón y de organización de juego, mientras que por el otro lado del campo, las suizas aprovecharon su superioridad física para dar problemas a las chicas de Del giudice.
El primer tiempo terminó con el resultado parcial de 0-0, muestra del óptimo estado de forma de ambas formaciones.
En el reenganche la formación suiza encajó un gol de falta sacada con gran astucia por Bassi, que desorientó al portero poniendo en ventaja a su selección.
Sin embargo, la formación transalpina no se resignó e intentó reaccionar, desgraciadamente para ellos sus arreones fueron bloqueados por grandes paradas de los porteros Sica y Malgrati, que defendieron su portería con contundencia. Hacia el final, Suiza consiguió el empate con un testarazo de Morger, que fija el resultado en 1-1 que contentó a ambos equipos.
Al final del partido los CT de ambas selecciones se mostraron satisfechos, por parte de Italia, el CT. Del Giudice afirma ser contento por el desarrollo del partido por la utilidad para descubrir importantes aspectos sobre los cuales trabajar en vista del Mundial, mientras que la entrenadora Suiza dice estar orgullosa de sus chicas por su capacidad de adaptación a esta disciplina.
A las 18.00 horas se rodó el balón del partido entre las representaciones, y desde el inicio Italia demostró su superioridad respecto a Suiza con un dominio abismal que se materializó en un 5-1. Tras el shock inicial, los rojiblancos consiguieron tomar medidas para recuperar, acortando las distancias a sólo dos goles de desventaja, de hecho la primera fracción de juego se concluyó con el resultado de 4-6.
En el reenganche se equilibró todo, pero Italia no pareció perder su forma y se adelantó aun más anotando 9 tantos, mientras que Suiza intentó sin éxito la remontada con un doblete de Lanfranchini y un gol de Bionda. El match concluyó con el resultado de 7-9 a favor de los azules.